external image reciclaje_plastico.jpg&usg=AFQjCNGwbu2JasbJZHfUMD0ukBwd7HVrmw

Es un proceso que consiste en someter de nuevo una materia o producto ya utilizado a un ciclo de tratamiento para obtener una materia prima o un nuevo producto.
FMD. Luis sanjuan

SEPARAR PARA RECICLAR
Azúl, amarillo y verde estos son los colores de los contenedores que en nuestras calles nos encontramos parar depositar la basura, el de color azúl para el cartón y papel, el verde, el de toda la vida para la basura, los redondos para el cristal y vidrio, el amarillo para el plástico y las latas, estos son los que han sido incorporados últimamente a nuestras calles de Calatayud.
Aunque son muchos, los que en un mismo contenedor depositan todo junto, como han hecho siempre en una misma bolsa.
Algunos, con el pretexto de que separar ocupa un tiempo que ellos no tienen, para emplearlo en esas pequeñeces, otros, por que no tienen sitio en sus hogares, para tener tres apartados diferentes.
Otros por que sencillamente, no quieren, ni se molestan en intentarlo.
Son los establecimientos de bares y restaurantes, los que mayormente depositan sin cuidado en un solo contenedor, sin pararse a separar aunque tengan los contenedores ellos en la puerta del establecimiento, teniendo en cuenta que son ellos los mayor cantidad de vidrio depositan, y que ese vidrio, si lo reciclaran se volvería a convertir en mas vidrio para usar, convertido en botellas o frascos, mientras que si no lo reciclan tienen que volver a producir nuevo vidrio.
Parece que no les da pena, aunque mas que pena lo que les podría es dar un poco de vergüenza, por el mal ejemplo que dan, pues son ante muchas miradas de gente que lo hacen, y que se quedan perplejos por la mala educación suya.
Pues esos cristales, van a dormir luego, al no reciclarse junto con el resto de las basuras, en multitud de capas en el fondo de un gran vertedero.
Lo mismo pasa con el cartón que algunos establecimiento y particulares depositan en los contenedores verdes, si preocuparse ni tan siquiera en doblar las cajas de cartón, llenando los contenedores de cajas huecas, y como tampoco se reciclan también van a parar al vertedero, donde se pudren, junto con el resto de la basura.
Eso, es una mala acción, porque de sobras saben que ese no es el lugar adecuado, para depositar el cartón y que esta ocupando un lugar que no es el suyo. Mientras que son los hogares, los que más se ocupan de separarlo para depositarlo en contenedores diferentes, como la publicidad nos muestra con sus anuncios.
Por eso, luego nos quejamos de la tala de árboles, para fabricar el cartón y papel, y eso con daño que al medio ambiente le producimos, mientras que si recicláramos ese cartón y papel, el medio ambiente nos lo agradecería al tener que talar menos cantidad de árboles.
Otra cosa que debemos, reciclar son las pilas, esas pilas que usamos en juguetes y cámaras fotográficas, y que cuando se terminan la mayoría de las veces las depositamos con el resto de la basura, y muchas veces nos las encontramos tiradas en medio de la calle y pisadas.
Esas pilas contienen, en su interior unas sustancias nocivas, y si las llevan al vertedero y no se reciclan, al llover esas sustancias se disuelven con el agua de lluvia, y a través de la tierra pasan a los campos y a los ríos, y luego a nuestro organismo a través del agua o de los alimentos.
Procuremos entre todos que el reciclaje, no sea una obligación, y si un deber, al principio tal vez nos cueste, pero luego cuando nos acostumbremos a ello, nuestros bosques y nuestros medio ambiente nos lo agradecerán, y entre todos hacer un entorno mas limpio.
Geminis

external image reciclar.gif


CONVERSACIÓN RESIDUAL

-¡Hala! al contenedor, pero sin mirar donde me tiran.
-Señora. Cada cual tenemos nuestro sitio
-Yo no tengo porqué ensuciarme con tomates en malas condiciones, mondas de patatas, de naranjas, cáscaras de huevo o restos de comida. Yo soy más limpio, -dice una caja de zapatos- yo estoy con el papel y otros compañeros acartonados.
-Y nosotros, los brik, yogures y toda clase de plásticos, ¿dónde vamos? Siempre nos habían metido con los desperdicios de comida y demás, y ahora nos apartan de todos como si fuésemos apestados.
-Basta ya -interviene en la discusión una botella de vidrio- sois unos ignorantes. Pensad que todos somos útiles aunque seamos basura. A nuestros amigos, los tomates, cáscaras, etc, los convierten en estiércol, que a su vez lo extienden sobre la tierra de los huertos que más tarde otros buenos tomates, pimientos verduras, lechugas , y que tan ricos están cuando los ponen en la mesa. Y si es el cartón y el papel, hay que ver el provecho que le sacan. En primer lugar, evitan la tala de nuestros árboles, situados en montes y bosques, que tan bellos paisajes nos ofrecen, además del oxígeno que tan necesario es para la salud. Y en segundo lugar nos vuelven a convertir otra vez a veces más bonitos, y nos llenan de líquidos estupendos: vino, leche, champán, ¡hay el champán!, se acerca la Navidad y hay que ver cómo le dan,
-¡ay!, que me van a escachar -lloriquea un envase de yogurt.
-¡Cállate, demonio! que a lo mejor te hacen más grande que lo que eres. Después te llenan de chocolate y nata, o de frutas del bosque y estarás para comerte. Lo único que tienen que hacer los que tiran la basura, es meternos en nuestros contenedores, que están en verde, amarillo y azul. Y que no nos desprecien, que no hay nadie más que nadie, que todos hasta la basura tenemos una misión en la vida.Y otra cosa, que no nos dejen en las puertas en bolsas cualquiera. Estas se rompen y se esparce todo por el suelo, y la visión que es de una ciudad sucia y descuidada.
¡Reciclemos!

Flor