La Trashumancia
Un pasado y repetido fin de semana tuvo lugar en Madrid la trashumancia que pasaba a invernar a sotierra Extremadura. Ahora es todo una fiesta. Los pastores se ponen sus disfraces y a los burritos y caballos que llevan el equipaje también los adornan con sus aparejos de fiesta. También llevan animadoras de jotas y viva la fiesta y cogen la hora del centro del día.
Yo vivía en Madrid hace muchos años y la trashumancia se hacía en las horas centrales de la noche para que cuando empieza el movimiento de trabajo la cañada que pasa por el punto cero ya esté limpia y no huela a ovino
Cuando ya están en su tierra es otra fiesta. Guardan el ganado en la finca y se reúnen todas las familias en el cortijo del Mayoral que ya tiene por costumbre preparar de cena el frite de calderote que siempre lo cocinan los hombres que es carne de borrego con todos ingredientes: cebolla, tomate, pimiento y patata. Cuando todo está en su punto que ellos saben le añaden un chorro de vino que no se tiene que pasar de un punto que ellos le dan, y se lo toman acompañado con vino de pitarra, lo echan en una bota y la van pasando de uno a otro.
Teresa Martín